Osteomancia ¿En qué consiste?

Osteomancia

La Osteomancia es un método de adivinación que se especializa en la manipulación y/u observación de los huesos. Se centra en la interpretación de todo tipo de detalles que aparezcan en los mismos, con la creencia de que en ellos encontraremos respuestas a preguntas de nuestro devenir.

Viene del término griego Οστό (Que se puede traducir como Osteo -> relativo a los huesos), en conjunción con el término –μαντεία (que viene a significar –mancia, predicción o adivinación).

Si quieres conocerlo todo sobre este método de adivinación, te animamos a seguir leyendo.

Osteomancia en las diferentes culturas

Tuvo una gran importancia en culturas antiguas, como en el caso de los babilonios. Ellos sacrificaban a un animal (que solía ser una oveja) y a través de la interpretación de sus huesos podrían obtener respuestas a ciertas preguntas sobre su futuro.

El osteomante se encargaba de hacer una división de los huesos en 12 áreas/casas: cada una de ellas daba una respuesta distinta sobre el futuro.

Los árabes paganos conocían a la Osteomancia como Ilm Aktaf de la misma manera que lo hacía las tribus beduinas. Los persas y afganos la conocían como Ilm i Shaneh.

Sin embargo, el ritual era prácticamente idéntico en todas las culturas: se especializaba en el sacrifico de un animal, al que se despojaba de sus músculos y tegumentos. Una vez se tenían los huesos delante, se procedía con el estudio del dorso: 6 de las casas estaban dispuesta en orden regular, yendo desde el cuello del hueso hasta la fosa supraespinosa.

Las 6 casas restantes estarían ubicadas en orden rectangular desde el cuello del hueso hasta la fosa supraespinosa.

El total de estas 12 casas se conectaban directamente con los signos del Zodiaco.

El papel del osteomante era el estudio de los detalles: se tenía en cuenta el color de los huesos, el de las venas, así como las diferentes líneas.

Osteomancia China

También es bien sabido que la Osteomancia se practicaba en China, antes de la dinastía Shang. Sin embargo, a diferencia de otras culturas, en la cultura china si que existían algunas diferencias importantes en cuanto a este método se refiere.

Por ejemplo, en vez de recurrir a sacrificios bovinos o caprinos, lo más habitual era decantarse por los caparazones de tortuga. Todo parece indicar que se creía que tenían un significado cósmico.

Había una curiosa variación de la Osteomancia, practicada durante el periodo de la dinastía Shang y Zhou, que se acercaba mucho a la piromancia: Lo que se hacía era aplicar calor a los huesos oraculares (o bien eran escápulas de buey, o bien caparazones de tortuga). Cuando se aplicaba una varilla que estaba al rojo vivo, se originaba una grieta que interpretaría el adivino

Como curiosidad final, se han encontrado evidencias de que ya hace más de 3300 años, en un santuario de la Edad de Bronce en Armenia, ya se llevaba a cabo este tipo de prácticas. Además, también se han encontrado, en excavaciones en Gegharot, una gran cantidad de objetos icónicos que organizar ceremonias de adivinación.

Pin It on Pinterest

Llama ya al 806
Llama con VISA