Geomancia: ¿En qué consiste?

Geomancia

La geomancia es un término que viene del griego y que se puede traducir como adivinación. Es un método que se emplea para intentar sacar ciertos detalles del futuro. Se basa en ciertos aspectos como la interpretación de marcas en el suelo o de aquellos patrones que se formarán en el momento en el que se arroja un puñado de arena, piedra o tierra.

Se sabe que la práctica de la Geomancia viene desde la Edad Media, desde el Renacimiento. Empezaría a extenderse a lo largo de todo África y Europa. Además, no era una práctica que estuviera limitada a un determinado grupo, si no que las prácticas se llevaban a cabo en diferentes clases sociales.

Si quieres saber más sobre la geomancia y en que consiste, sigue leyendo:

Características de la geomancia

Existen diferentes tipos de geomancia. El tipo más habitual es el que está basado en la interpretación de 16 figuras que se forman cuando hemos seguido un proceso aleatorio. Para aumentar la precisión de la interpretación, lo más habitual es dejarse guiar por las interpretaciones de los astros.

En la antigüedad se consideraba que era un tipo de magia renacentista y que formaba parte de las 7 artes prohibidas (junto con la nigromancia, hidromancia, aeromancia, osteomancia, quiromancia y piromancia).

Esto cambió en el momento en el que llegamos al positivismo, cuando llegó la Ilustración. Fue en ese momento cuando la geomancia, junto con las artes relacionadas, fueron perdieron popularidad hasta nuestros tiempos. Ahora es muy utilizada por aquellas personas que quieren intentar adivinar su futuro.

¿Cómo practicar la geomancia?

Para llevar a cabo una práctica de geomancia hay que usar la meditación y la observación.

La persona que se encarga de llevar a cabo esta práctica es el geomante; este experto se encarga de elegir un método aleatorio, medita y luego tiene en cuenta todas las formas y las posiciones de los diferentes elementos que conforman la predicción (es decir, las formas, figuras, líneas, etc.).

Una tirada de geomancia está compuesta por un sistema de 4 pasos previos a la interpretación:

  1. La persona consultante formulará una pregunta sobre el asunto que se quiere tratar.
  2. El consultante se concentra en esta pregunta y completará 16 filas de marcas sobre el suelo o un papel, formándose desde derecha a izquierda. Incluso hasta es posible usar un dado para anotar los resultados que vayan apareciendo.
  3. Cuando se tienen las 16 filas de marcas es cuando se crearán las figuras geománticas. Para conseguir la máxima precisión posible en la interpretación, es crucial que la tirada la lleve a cabo un experto geomanta.
  4. Finalmente, cuando ya se hayan dibujado las figuras, cada una de las mismas ocupará una determinada casa en la Tabla Geomántica.

Una vez que se ha terminado este ritual, el experto empezará la lectura en la que se contestarán todas las preguntas de la persona consultante.

Podemos aprender por nuestra cuenta a practicar geomancia, pero necesitaremos un alto nivel de conocimientos para obtener lecturas precisas.

Pin It on Pinterest

Llama ya al 806
Llama con VISA